SECRETOS DEL VINO ARGENTINO

Una de las bebidas preferidas por todos y casi una tradición, es el vino, y en especial el argentino, ya que es considerado uno de los mejores del mundo. Es una bebida muy famosa y favorita gracias a la variedad de sabores que tiene y su facilidad de combinarlo con diferentes comidas o acompañamientos.

Si aún no tienes experiencia con esta bebida nacional de Argentina, sus precios, las mejores presentaciones, las más exclusivas bodegas o sus variedades, quédate en este Blog. Te enseñaré todos los datos y todos los aspectos que hay que conocer sobre el mundo de la enología argentina. Así, serás capaz de identificar cuál es el mejor vino del mundo.

Historia del Vino Argentino

Todo comienza cuando el conquistador Cristóbal Colón realiza un segundo viaje a América en el cual llevó las primeras variedad de Vitis viníferas a centroamérica, pero el clima no era favorable. Luego intentaron introducirlas a Perú, de ahí a Chile y finalmente, en 1543, se introdujeron a Argentina, donde las condiciones eran perfectas, extendiéndose en el centro, oeste y noroeste del país. Años después, entre 1570 y 1590 se implantaron los primeros viñedos en las áreas de Mendoza y San Juan y se empezó a desarrollar una industria que transformó una zona desértica en extensos oasis, logrando extenderse hasta Córdoba y Santa fé. A inicios del siglo XVII ya existía una importante producción de vinos, llegando a abrir nuevos mercados como el la provincia de buenos aires. En 1853, el gobernador de Cuyo, Domingo Sarmiento, contrató al reconocido agrónomo francés Michel Aime Pouget, quien se encargó de introducir las primeras cepas de variedades francesas, entre ellas el Malbec que para la mayoría de enólogos, se adaptó muy bien en esta zona en comparación de otras partes del mundo. Luego de la Primera Guerra Mundial, los vinos argentinos fueron adquiriendo mejor calidad y fama gracias a las cepas de orígenes europeos que dieron superiores resultados en un terreno y clima perfectos para el cultivo de la Vid. A partir de 1991, Argentina, al ver que Chile tenía una gran participación y ventaja en el mercado internacional de vinos, abre sus fronteras para productores y algunas bodegas que empezaron a importar bienes con arancel cero, es ahí cuando empezó la modernización. Además, el intercambio de enólogos e ingenieros agrónomos con distintos países vitivinícolas generó la necesidad de esta modernización y adaptación de vinos al mercado internacional. En estos últimos años, pese a las dificultades económicas de este país, la industria vitivinícola viene experimentando un desarrollo positivo, tanto en mercado local como el internacional, prueba de ello es la presencia de varias marcas de vinos argentinos en restaurantes, vinotecas y licorerías de las ciudades más importantes del mundo.

Las mejores bodegas argentinas

Otro de los factores que ayudó a esta gran evolución vitivinícola en este país sudamericano, fue la pasión y la tradición de las bodegas ubicadas en los andes. A continuación te mostrare las más importantes:

Bodega Bressia

Ubicada en Luján de Cuyo, Mendoza, Bressia es una bodega boutique familiar. Fue fundada en 2003 por Walter Bressia, junto con su esposa y sus hijos, descendientes de italianos. Su propósito siempre ha sido de crear vinos emblemáticos de la más alta calidad y con estilo minimalista.

bressia.jpg

Bodega El Enemigo

El mayor enemigo que tenemos las personas somos nosotros mismos. Esta es la esencia de Casa El Enemigo en Mendoza, Argentina. En su logotipo muestra la lucha de un hombre y un dragón como esencia de lo que hacemos todos cada día: luchar con nosotros mismos, con nuestros miedos y frustraciones, para tratar de alcanzar nuestros objetivos. Esta fue la idea con la que el enólogo Alejandro Vigil creó esta marca, y con la que se etiqueta uno de los mejores vinos de Argentina.

el enemigo.jpg

Bodega Tinto Negro

TintoNegro, que significa vino negro en español, es un abodega que a celebra la esencia del Malbec en Mendoza. Conocido por su color oscuro y negruzco, el Malbec es definitivamente un TintoNegro. TintoNegro nació de la larga amistad y colaboración profesional de Alejandro Sejanovich y Jeff Mausbach, compañeros de Bodega Catena Zapata durante casi 15 años. Los vinos TintoNegro reflejan el corazón y el alma del Malbec en Mendoza. El portafolio explora los terruños de Mendoza donde el Malbec se desempeña mejor, aislando gradualmente sitios de viñedos únicos y técnicas de vinificación que pueden mostrar las alturas de concentración y complejidad a las que el Malbec puede aspirar.

tintonegro.jpg

Bodega Navarro Correas

Ubicada en la provincia de Mendoza, una de las regiones por naturaleza más óptimas para la elaboración de vinos de alta gama, Bodega Navarro Correas refleja su espíritu orientado hacia la mejora transmitida de generación en generación. Toda su estructura está pensada con el objetivo de generar el menor impacto ambiental y ecológico al entorno que la rodea. Desde su orientación, que permite captar la mayor cantidad de rayos de luz durante el día sin incrementar la temperatura interna, hasta el uso de materiales nobles. Hoy Bodega Navarro Correas es una de las bodegas más eficientes y ambientalmente más sustentables.

navarro correas.jpg

Bodega Rutini

Rutini Wines se convierte en 1925 en la primera bodega en plantar viñedos en el Valle de Uco, reconocido hoy en el mundo como una de las principales regiones vitivinícolas de Mendoza y de toda Argentina. Rutini Wines cuenta con 255 hectáreas de viñedos, en altitudes que oscilan entre 1.050 y 1.200 metros sobre el nivel del mar. A esta superficie se agregan otras 145 hectáreas de campos en vías de implantación de vides. El equipo dedicado al manejo de viñedos se aboca a lograr frutos de primera calidad. Con este objetivo, se restringe el rendimiento de las vides, se mantiene un excelente sistema de riego y se permite que las uvas alcancen un nivel óptimo de madurez antes de la cosecha.

rutini.jpg

Bodega Malma

Bodega Malma nació con el desarrollo del proyecto vitivinícola en San Patricio del Chañar, provincia de Neuquén, una región que se destaca por sus características únicas y calidad de sus vinos. Malma significa, en dialecto mapudungun, orgullo. Orgullo por el camino recorrido, por trabajar la tierra, orgullo de los orígenes.La bodega es propiedad de la familia Viola, pionera y desarrolladora del polo vitivinícola de San Patricio del Chañar y apasionada por la Patagonia y sus posibilidades. Junto a su equipo, con el enólogo residente Diego Perticarini y al enólogo consultor Hans Vinding-Diers, delinearon un portfolio puro y nítido y están constantemente en la búsqueda de la mejor expresión del terruño.

malma.jfif

Bodega La Mascota

Mascota Vineyards nace como la primera bodega de vinos de autor del Grupo Peñaflor, líder en exportaciones vitivinícolas de la Argentina. Los vinos son obra de su Chief Winemaker, "Opi" Sadler, reconocido mundialmente y con una trayectoria de casi 3 décadas en la industria del vino, además de una extensa historia familiar vinculada con la vitivinicultura. La Mascota cuenta con una bodega de 2 mil millones de litros ubicada en Lujan de Cuyo, Maipú y Valle de Uco.

la mascota.jpg

Bodega Luigi Bosca

La bodega se encuentra ubicada en el Departamento de Luján de Cuyo. El edificio respeta una arquitectura clásica y fue construido sobre la base de un antiguo molino ubicado originalmente en el lugar. La bodega siempre ha trabajado con la filosofía de buscar el mejor terroir para cada cepa. El terroir es un espacio limitado, donde las condiciones físicas y químicas del suelo, la situación geográfica y el clima permiten obtener productos específicos y diferenciados. Influyen aquí factores como altitud, orientación de las plantas, pendientes, distribución de la caída de lluvia y cantidad de horas de luz solar, entre otros. Las ocho fincas de Luigi Bosca están ubicadas en las zonas más prestigiosas de Mendoza: Luján de Cuyo, Maipú y Valle de Uco. Las diferentes variedades que en ellas se cosechan fueron traídas de Europa en la última década, por lo cual, las vides de hoy son el resultado de la selección de lo mejor de aquellos antiguos viñedos familiares.

luigi bosca.jpg

Bodega Catena

Fundada por Nicola Catena, un inmigrante italiano que arribó a Argentina a fines del siglo XIX y plantó su primera viña en 1902. Más tarde, en la década del 60, la bodega todavía se regía bajo las antiguas tradiciones italianas, hasta que los nietos de la última generación decidieron inspirarse en las costumbres de Napa Valley e incorporar la técnica californiana-francesa. Plantaron cabernet sauvignon, chardonnay y efectuaron una clonación del malbec en una altitud más alta. Esto le ha otorgado unos resultados sorprendentes, ‘La calidad de un vino depende del lugar’, reconoce Nicolás Catena Zapata . La ubicación y la altitud les brinda una excelente acidez natural, estructura y color que garantizan el potencial de guardia, suavidad e intensidad que define a los Malbecs. Luego, decidieron ampliar el desafío, y asentarse a 1500 metros de altura en Tupungato Alto, en un viñedo denominado ‘Adrianna’. Los primeros vinos resultaron ser radicalmente diferentes a todo lo que habían producido hasta ese momento. Son reconocidos en Argentina y en el mundo por haber creado ‘Catena Institute of Wine’ , presidido por Laura Catena, con el objetivo de entender las peculiaridades del terroir mendocino. A través de sus investigaciones han descubierto que la característica de los suelos es que no son homogéneos y presentan drásticas diferencias entre unas parcelas y otras, alcanzando aromas y sabores distintos.

catena.jpg

Bodega Nieto Senetiner

Esta bodega, construida en 1888, con un estilo colonial, continúa la historia que nace en el viñedo. Una historia que combina trabajo artesanal, tradición y tecnología, para crear experiencias únicas a la hora de disfrutar de grandes vinos. En un marco que respeta el histórico estilo de la colonia, la elaboración de sus vinos se realiza en piletas de diferentes tamaños, con el fin de preservar la calidad de las uvas. La producción y el almacenaje del vino en barricas de roble son cuidados en todos sus detalles, y disponen además de un sector especial, donde elaboran sus espumantes bajo los métodos charmat y champenoise.

nieto senetiner.jpg

Bodega Escorihuela Gascón

Don Miguel Escorihuela Gascón, proveniente de Aragón, España, viajó hacia Argentina a los 19 años de edad. Decidió comprar 42 acres de tierra, plantar viñedos y fundar su bodega en 1884. Sus vinos combinan una selección cuidada de los cepajes, métodos de elaboración artesanales, tecnologías de primerísimo nivel y asesoramiento de técnicos tanto locales como extranjeros. Escorihuela ocupa un lugar privilegiado en el contexto vitivinícola, disponiendo de tres líneas de vinos de Alta Gama: Don Escorihuela Gascón , Miguel Escorihuela Gascón y Pequeñas Producciones. Ofrecen una experiencia única, con la posibilidad de contratar una visita guiada y recorrer sus espacios renovados o acceder a una degustación con tres copas de vino más tabla de quesos y frutos secos. El bar de vinos es imperdible. Además, cuenta con dos viñedos, en Luján de Cuyo, con 150 hectáreas y un exclusivo sitio de polo, y en Valle de Uco, a 1300 metros de altura para la elaboración de vinos de alta gama.

Escorihuela Gascón.jfif

Bodega Humberto Canale

Esta bodega se encuentra a solo 8 kilómetros de la ciudad de General Roca. La propiedad explota una superficie de 640 hectáreas de vides y frutales, de las cuales 160 son ocupadas por cepajes de calidad superior. Fundada en 1909, tuvo un papel fundamental en el desarrollo de la vitivinicultura de la región patagónica. Hoy, con más de 110 años de trayectoria y cinco generaciones después, esta bodega combina la sabiduría artesanal con las técnicas más modernas de elaboración, lo que se refleja en la elegancia de nuestros vinos de la Patagonia Argentina.

Bodega Humberto Canale.jpeg

Promocion Macallan
TOMAR BEBIDAS ALCOHÓLICAS EN EXCESO ES DAÑINO. ESTÁ PROHIBIDA LA VENTA DE ALCOHOL A MENORES DE 18 AÑOS.